SDR Abogados sentencia del Tribunal Supremo visitas de los abuelos

Desde SDR Abogados os queremos señalar en estas lineas una interesante sentencia de nuestro Tribunal Supremo donde se reconoce el derecho de visitas de una abuela a su nieto a pesar de la oposición de los progenitores y que el padre del menor y la abuela no se hablan desde hace años. Sentencia Sala Primera, de lo Civil, S de 20 de Octubre de 2011.

Reproducimos aqui los Fundamentos de Derecho mas interesantes y el Fallo de la Sentencia

«TERCERO. La complejidad de las relaciones entre familiares se evidencia en los asuntos referidos a las relaciones entre parientes más alejados que los progenitores, que pueden verse impedidos de una normal relación con sus descendientes o ascendientes. Esta Sala ha tenido que manifestarse a favor de estas relaciones en sentencias en las que se pone de relieve la necesidad de este tipo de contactos. Así, por ejemplo, la STS 858/2002, de 20 septiembre , recoge una parte del informe del Ministerio fiscal que dice que «[…]en esta clase de reclamaciones, resulta de todo punto improcedente, en aras al carácter de las relaciones familiares y la naturaleza predominantemente ético de las instituciones del Derecho de familia, donde debe primar el interés social sobre el individual» . (asimismo, STS 576/2009, de 27 julio).
Esta norma y la interpretación jurisprudencial derivan de lo establecido en el Art. 8.1 de la Convención de Nueva York sobre los Derechos del Niño, que establece que «Los Estados Partes se comprometen a respetar el derecho del niño a preservar su identidad, incluidos […] las relaciones familiares de conformidad con la ley[…]».
De acuerdo con ello, esta Sala en su jurisprudencia, parte de la regla de que no es posible impedir el derecho de los nietos al contacto con sus abuelos, únicamente por la falta de entendimiento de éstos con los progenitores, sea porque se hayan separado, sea porque, como ocurre en el presente caso, las relaciones sea inexistentes aunque se mantienen los vínculos entre los progenitores. Esta es la línea que preside la resolución de los casos planteados en las SSTS 576/2009, de 27 julio , 632/2004, de 28 junio; 904/2005, de 11 noviembre , y 858/2002 de 20 septiembre . CUARTO. El Art. 160.2 CC , a contrario sensu , permite denegar las relaciones del nieto con sus abuelos cuando concurra justa causa, que no define y que debe examinarse en cada uno de los casos que se deban enjuiciar. Y la sentencia recurrida ha considerado justa causa el enfrentamiento entre el padre de los menores cuya visita se demanda, con la abuela, su madre, lo que podría «repercutir en la integridad psicológica del menor» ; es decir que la hostilidad entre los litigantes es tal que el contacto entre el nieto y la abuela recurrente podría hipotéticamente, ser contraria al interés del menor debido al alto grado de enfrentamiento entre los ascendientes y el posible perjuicio que podría producir.
Esta Sala no puede entrar a determinar si la prueba ha sido o no bien valorada, ya que solo se ha formulado recurso de casación; sin embargo, sí puede valorar si la causa justificadora de la negativa al reconocimiento del derecho de visitas a la abuela recurrente es constitutiva o no de justa causa para eliminar este derecho. Y a la vista de ello, debe concluirse que en la valoración de los hechos probados, la sentencia recurrida ha tenido en cuenta, no el interés del menor, sino el del padre de los menores. Para llegar a esta conclusión debe utilizarse nuestra jurisprudencia más reciente. Así, por ejemplo, la STS 576/2009 decía «Que las relaciones entre el padre y los parientes de su mujer no deben influir en la concesión del régimen de visitas ( S. 20 de septiembre de 2002 , núm. 858 )»; la STS 858/2002, de 20 septiembre consideró que no constituía justa causa para la denegación de las visitas de los abuelos a los nietos la animadversión del padre hacia la familia de la madre ya fallecida, ni la influencia hipotética que los abuelos pudieran tener sobre sus nietos. Por todo lo anterior, hay que concluir que en la sentencia recurrida no se ha tenido en cuenta lo que constituye el verdadero núcleo de la cuestión, es decir, el interés del menor, porque la causa alegada solo de manera indirecta e hipotética puede afectar a los menores. Procede, en consecuencia, reconocer el derecho del nieto a relacionarse con su abuela, ahora recurrente.
QUINTO. La estimación del único motivo del recurso de casación anula la sentencia recurrida, que confirmó la dictada por el Juzgado de 1ª instancia nº 5 de Lliria y obliga a esta Sala a asumir la instancia.
En consecuencia y conforme a la doctrina de esta Sala, procede autorizar el derecho de Dª Andrea a relacionarse con su nieto, sin perjuicio de tomar en cuenta la voluntad del menor que deberá ser oído al respecto cuando tenga edad para ello y que habrán de hacerse en este caso los apercibimientos oportunos con posibilidad de suspensión o limitación del régimen de visitas, como señala la Sentencia de 20 de septiembre de 2002 , si se advierte en la abuela una influencia sobre el nieto de animadversión hacia la persona del padre.
Se estima, por tanto la demanda, se reconoce el derecho de la recurrente a relacionarse y comunicarse con su nieto y se establecen los siguientes periodos de visitas: se reconoce a Dª Andrea la relación con el nieto Alonso, en la actualidad de cinco años de edad, se producirá durante dos horas el sábado una vez al mes, que podrá ampliarse según vayan desarrollándose las relaciones y ello con el apercibimiento de la posibilidad de suspender o limitar el régimen de visitas cuando se observe, a juicio del juez, un perjuicio al menor.

FALLAMOS

1º Se estima el recurso de casación interpuesto por la representación procesal de Dª Andrea contra la sentencia pronunciada por la sección 10ª de la Audiencia Provincial de Valencia, de fecha de 25 febrero 2009, dictada en el rollo de apelación nº 1036/2008 .
2º Se casa y anula la sentencia recurrida.
3º Se dicta sentencia en el siguiente sentido: a) se declara el derecho de Dª Andrea a relacionarse y comunicarse con su nieto Alonso; b) dicha relación se producirá durante dos horas el sábado una vez al mes, que podrá ampliarse según vayan desarrollándose las relaciones, y c) con el apercibimiento de la posibilidad de suspender o limitar el régimen de visitas cuando se observe, a juicio del juez, un perjuicio al menor.
4º No se imponen las costas de este recurso de casación.
5º No se imponen las costas de la primera instancia ni las de la apelación.

Otros Posts

Incapacidad judicial

Modificación capacidad de obrar.

Incapacidad judicial En los tiempos que vivimos donde la esperanza de vida ha aumentado,  nos podemos encontrar con familiares que tienen enfermedades degenerativas o pérdida de memoria. Ello les impide

Cambio de colegio en caso de desacuerdo

Iniciado un proceso de separación, divorcio o guardia y custodia, uno de los puntos a debatir es quién de los progenitores va a ostentar la custodia de los hijos. Esto

¿Tiene alguna duda? Dejenos un mensaje